Raenco - Guía TV

guia tv

Cómo elegir el tamaño de la televisión

No todos los tamaños de pantalla sirven para los distintos espacios de nuestro hogar.

Si vamos a ver la televisión desde el sofá del salón, la cama del dormitorio o la encimera de la cocina debemos tener en cuenta ciertos parámetros a la hora de elegir el tamaño de la pantalla. Desde la distancia a la que estaremos, la calidad de resolución de los contenidos y de la pantalla que tengamos (HD Ready, Full HD, 4K), el ángulo de inclinación, el tipo de pantalla (LCD, LED, OLED, IPS,...) hasta la incidencia de otras luces o la iluminación natural.

Cómo se mide el tamaño de la pantalla de un televisor

Las pantallas de los televisores, monitores y otros dispositivos como los ‘Smartphone’ se miden en pulgadas. Se trata de una unidad de medición, que equivale a 2,54 centímetros, que se utiliza en el mundo anglosajón. Como gran parte de esta tecnología tuvo su origen en Estados Unidos, la pulgada se ha convertido en la unidad estándar en todo el mundo.

Cuando hablamos de pulgadas no nos referimos a lo que mide de ancho o alto la pantalla, sino a su diagonal. Hay dos formas de averiguarlo: midiendo la diagonal directamente o mediante el Teorema de Pitágoras. Según este último, la hipotenusa o diagonal es igual a la raíz cuadrada de la suma del cuadrado de los catetos (alto y ancho). Si los datos los tenemos en centímetros, una vez realizada la operación bastaría por dividir la cifra por 2,54 para conocer el tamaño en pulgadas.

medir tv

tamaño tv

Cómo elegir el tamaño de pantalla más adecuado

Curiosamente, varía según la resolución de la pantalla. Un experimento que podemos hacer nosotros mismos es el de acercaros a nuestro monitor para ver a qué distancia son capaces de distinguir los píxeles o de ver una imagen nítida. Cuanto más cerca más difícil será. A menor resolución de pantalla tenemos que alejarnos más para verla bien, por tanto, la distancia no será la misma para un televisor HD Ready (1.280×720 píxeles de resolución) que para uno con Full HD (1.920x1.080 px). Será posible ver incluso más cerca con nitidez una tele 4K o UHD (Ultra Alta Definición 3.840×2.160 píxeles). También pueden aparecer en las especificaciones como 720p, 1.080p y 2.160p, respectivamente, haciendo referencia a la resolución vertical y el barrido progresivo.

Los píxeles son los puntos de color que componen la pantalla y forman la imagen. Cuando hablamos de 1.920x1.080 p, la primera cifra corresponde a la cantidad de píxeles que conforman una línea a lo ancho u horizontal y la segunda cifra son los píxeles de una línea a lo alto o vertical. Un televisor 4K sería como colocar cuatro Full HD juntos ocupando el doble de ancho y alto pero en la misma cantidad de pulgadas, es decir, una resolución cuatro veces mayor.

 

¿Cuál es la distancia ideal para ver la televisión?

Existen diferentes estudios y teorías sobre la distancia ideal para ver la televisión. La más reconocida es la de la SMPTE (Society of Motion Picture and Television Engineers), que sostiene que la distancia adecuada es:

- Full HD: 1,6 x pulgadas. Esto es, para una tele de 40 pulgadas multiplicamos por 1,6 (64 pulgadas) y lo convertimos en centímetros multiplicando por 2,54: 162,56 centímetros es el resultado. Se recomienda que el ángulo de visión sea de 30 grados.

- HD Ready: 2,4 x pulgadas.

- 4K:0,8 x pulgadas.

Por su parte, la compañía THX considera que el ángulo de visión correcto sería de 40 grados y la distancia para Full HD, el estándar actual, es la multiplicación de la diagonal por 1,2.

Si las matemáticas no son lo nuestro, los expertos nos dirán que por cada 10 pulgadas en una pantalla Full HD deberemos de alejarnos medio metro. Esta regla nos viene muy bien si queremos hacer los cálculos inversos: por ejemplo, si del sofá a la tele tenemos tres metros, la pantalla ideal sería de 60 pulgadas.

Hay que tener en cuenta también la resolución del contenido que estamos viendo; si el canal de televisión o el vídeo tiene menor resolución que la pantalla

distancia

 

distancia2

Problemas si no respetamos la distancia ideal


Si nos alejamos mucho de estas medidas podemos padecer dos problemas:

-Si la tele está más lejos: nos costará ver lo que ocurre y perderemos la nitidez de las imágenes.

-Si la tele está demasiado cerca: podremos apreciar los píxeles y sufrir mareos por fatiga ocular. Algunos expertos advierten que ver demasiado cerca televisores con una frecuencia de refresco de menos de 50 Herzios puede conllevar otra serie de patologías, como dolores de cuello al tener que mover la cabeza para poder apreciar toda la escena.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir la televisión

Una vez que ya nos hemos decantado por un tamaño de pantalla en función de la distancia del sillón, no nos debemos de olvidar de otras variables que también inciden en la correcta visualización de nuestro monitor:

- Altura:lo ideal es que los ojos estén a la altura del centro de la pantalla.

- Posición ante la tele o ángulo de visión:nuestros ojos empiezan a perder percepción cromática a partir de los 60 grados, aunque estos valores dependen del tipo de pantalla, ya que no es lo mismo un panel LCD, IPS, LED, OLED o una pantalla curva. En estos últimos, el ángulo de visión adquiere una importancia menor.

- Ubicación respecto a la luz:colocar un televisor frente a una ventana puede conllevar reflejos que molesten e incidan en la nitidez de las imágenes. Es importante alejarlos de la luz directa del sol o de la incidencia directa de lámparas o focos.